Coaching, un faro que tiende puentes

 27-05-2019

Bienvenido/a, porque si estás leyendo esto es porque tal vez te estés planteando asistir a alguno de los retiros organizados donde la herramienta dominante es el Coaching, pero no tienes muy claro en qué consiste y cómo puede ayudarte.

¿En qué consiste?

Coaching, un faro que tiende puentes

Desafortunadamente la metodología Coaching aún no es demasiado conocida e incluso en ocasiones está mal conocida, lejos de ser entrenadores o trainers los/as coaches, somos facilitadores.


Nuestro principal cometido es acompañarte en el, muchas veces, temido camino hacia nosotros/as mismos.

Todas las personas que somos inquietas y anhelamos, deseamos crecer y progresar a muchos niveles pero especialmente en el terreno personal. A veces elegimos el camino difícil, o como yo digo, a lo cabra montesa.


Yo, sin ir más lejos, me recuerdo desde muy joven explorando. Sumergiéndome en temas de psicologíapsicoanálisisespiritualidad, de manera autodidacta con el objetivo de encontrarme, para después de muchos años sumida en la vorágine “del quiero y no puedo” llegar a la conclusión que ¡¡estaba encerrada en mis propias trampas!!


Así que elegí buscar un espejo donde mirarme y ese espejo fue una coach, durante ese proceso empecé a entender muchas cosas que ya sabía pero necesitaba recolocar y ordenar.


Mentiría si dijera que nada de lo anterior me sirvió y tampoco podría obviar que el inicio del enfoque que me motivó a buscar respuestas y no preguntas, comenzó gracias a los animales.


Sin embargo, iniciar el proceso de Coaching facilitó esa búsqueda desde otro lugar y me permitió esa puesta en orden de un montón de cosas que durante esos años había ido encontrándome y a veces fui tapando con mis propias inseguridades, miedos y resistencias.


Los Coaches…

Por eso, a los coaches nos gusta llamarnos acompañantes o facilitadores, somos esas personas que sostenemos la situación emergente y a través del arte de la mayéutica, o sea las preguntas, abrimos nuevos espacios a la reflexión, que son sin duda alguna, las palancas a nuevas respuestas.


Esto unido a unos cuantos ingredientes más, hace que el Coaching sea un hermoso faro que tiende puentes hacia nuevos horizontes y en concreto del camino hacia el (re)encuentro con uno/a mismo. Que es sin lugar a dudas el más importante y a veces el menos andado.


Desde el Coaching entendemos que cada persona es absolutamente capaz de desarrollar los retos que la vida le depara y por ello estamos para potenciarreforzar las fortalezas y arrojar luz en las partes más sombrías pues en la sombra, ya sabes que, los monstruos siempre son más feos y grandes….


La experiencia que se vive con un proceso de Coaching durante un retiro es como hacer un proceso concentrado en dos días, ya que se establece un ritmo y una profundidad que permiten acceder a niveles de conocimiento interno muy elevados.


Es algo que permanecerá como una impronta para el resto de tu vida, permitiéndote anclar el para qué de todo lo que haces en tu día a día.


Y sí, he dicho para qué. Piensa, ¿para qué haces las cosas que haces?

¿Te ha parecido interesante?
Retiros Recomendados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies
Acepto la Política de Cookies