Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

por Test  25-04-2017

Me encuentro estancado, ya hace semanas que siento que algo no va bien. Siento una voz interior que no para de repetirme, cada vez con más insistencia que debo pensar más en y dedicar mi tiempo a aquello que realmente importa.

Experiencia

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro


Me siento perdido a nivel laboral, no sé si debo seguir con los proyectos emprendidos o buscar caminos nuevos, mis relaciones familiares son complicadas y el tema de pareja me cuesta mucho, porque siento que aún no he dejado atrás la etapa anterior. He probado de hacer meditación, yoga, ejercicio físico,… pero no consigo salir de esta niebla permanente que me impide ver con claridad mi situación y tomar decisiones.

Como en otras ocasiones que he sentido este estado, necesito parar totalmente, hacer un reset y decido buscar un retiro para estas vacaciones de semana Santa. Después de buscar fechas y filtrar por temáticas me he decidido por el Retiro de Mindfullnes que organiza Ferran Mestanza en la Masia Sonorells situada en unos valles preciosos cerca de Espinelves,  Girona (España).

 

Preparo la maleta para el Retiro

 

Por fin ha llegado el día. Mis amigos, mi familia, me dicen: “Oh que suerte ir de retiro”, “ a mí también me gustaría”…. Pero ellos nunca van… yo creo que les da un poco de miedo ir a algo tan desconocido. Yo no tengo miedo porqué ya he ido otras veces de retiro, pero si un poco de respeto y sobretodo pereza. Si, pereza ahora a dejarlo todo y cortar con todo lo que estoy haciendo, que aunque no me guste, es lo que conozco y seguro para mí. Tengo que hacer un esfuerzo y decirme: Todo irá bien y seguro que valdrá la pena.

Aquí estoy con la maleta abierta y una lista que me ha mandado el organizador del retiro con todo lo que debo llevar: ropa cómoda,  cojín de meditación, esterilla para el suelo, una mantita, calcetines gordos, zapatillas de estar por casa, libreta y boli, calzado de montaña, linterna, bañador y una cantimplora.

Hago la maleta y me dispongo a hacer una lista de preguntas y preocupaciones que ahora tengo y espero resolver cuando vuelva a casa en 4 días.

¿Voy por el buen camino en mi vida profesional? ¿Puedo conseguir cuidar mi interior dedicándome un rato cada día sólo para mí?¿Cuáles son mis prioridades en la vida?

Es como si ahora mismo ya empiezo a centrarme sólo en mí: ¡Que ganas tengo y que pereza me da a la vez!

 Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

 

Llegada al Retiro

 

Estoy en el coche para llegar al retiro y mi mente va a mil: ¿Lo he dejado todo cerrado?, ¿cómo será la casa?, ¿y el profesor? Será amable y los compañeros ¿?. Todo el camino voy sintiendo como unos nervios en el estómago. La carretera para llegar a la masía es interminable y además con las prisas no he calculado bien el tiempo y llego 10 minutos tarde. ¿Seré el último en llegar?

Sólo entrar en la casa cargando las maletas en la mano ya siento un remanso de paz diferente del ajetreo que llevo dentro. Me presentan al profesor y con toda tranquilidad me muestra las habitaciones y me dice que en 1 hora nos encontramos en la sala de meditación.

Ya empiezo a relajarme.

 

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

 

Empieza la experiencia

 

El profesor nos reúne a todos y nos sorprende a todos diciéndonos que vivimos al revés y que aquí hemos venido a salir del retiro permanente en el que nos encontramos en nuestras vidas. Vivimos retirados de nosotros mismos y de nuestra esencia, y que en realidad aquí venimos a volver a casa, a reencontrarnos con nosotros mismos, que venimos a recuperar el  estado natural de toda persona. Nos quedamos todos un poco a cuadros y diciendo; ¿Tendrá razón?

Hacemos una ronda de presentación entre todos los 25 compañeros explicando que nos ha traído hasta aquí y te das cuenta que todos buscamos lo mismo: Paz interior.

Empezamos con una charla sobre la base de la meditación Midfullness y con la práctica: Sentado sobre un cojín, piernas cruzadas una encima de la otra, espalda recta y manos encima las rodillas con las palmas hacia arriba, y lo más difícil, mantener la atención en la respiración y dejar pasar cualquier pensamiento que aparece en la mente sin juzgarlo. Durante la primera meditación me cuesta mucho concentrarme, tengo muchos pensamientos y me duele la espalda.

Llega la cena y nos reunimos todos en el comedor donde ya vamos rompiendo el hielo entre los compañeros. Nos sirven una comida riquísima, todo vegetariano y platos que no había probado nunca. Por indicación del profesor, tenemos que dejar el tenedor en la mesa cada vez y masticar tranquilamente, con conciencia.

 

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

 

En la última sesión después de cenar trabajamos en grupos las dificultades que creemos que vamos a tener durante el retiro y nos vamos conociendo cada vez un poco más. Hacemos la última práctica de meditación y nos explica: mañana por la mañana empieza el silencio absoluto.

 

2º día de retiro

 

Nos hemos levantado a las 6:20 de la mañana para la 1ª sesión de meditación. Ha costado levantarse, pero todavía oscuro y con los pajarillos cantando hemos empezado la meditación. La mente ya no es la de ayer, no se va tanto a otros pensamientos y siento perfectamente mi presencia. A las 8:30 desayuno, todo delicioso: tostadas, tomate, wakamole, fruta, cereales,.. Que bien que sienta.

Después del desayuno, empieza el silencio absoluto hasta el día siguiente por la tarde. La verdad es que durante la primera hora ya apenas habíamos hablado, ya se veía a cada uno entrando en su mundo y aislándose del resto. Yo entrando en el mío. Silencio exterior, empieza el diálogo interior.

 

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

 

Las sesiones de meditación se suceden una detrás de otra: meditación sentados, meditación caminando, siempre intentando mantener la conciencia en el cuerpo y la respiración. No es fácil, y multitud de pensamientos sobre tu vida te van viniendo a la cabeza, pero es curioso porqué meditación tras meditación cada vez los problemas te parecen más relativos.

 

 

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

Después de cenar me siento muy cansado, pero tranquilo y relajado. No es fácil estar desconectado de todo de la noche a la mañana. En algún momento he pensado, y por qué no me voy ahora y aprovecho el resto de días que me queda en la playa? Pero muy pronto me doy cuenta de la paz y tranquilidad que siento, y lo que me ha traído aquí.

Me siento agotado, entre el madrugar, mantener la atención, la conciencia, la respiración,…en cuanto acaba la última meditación me meto en la cama.

 

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

 

3er día de retiro

 

Me levanto y me ducho para activarme. Empezamos las meditaciones y estoy muy calmado. La verdad es que la sensación de paz y poder sobre mí mismo son cada vez mayores.

Durante la caminata de media mañana me he sentido muy feliz y he disfrutado mucho de estar ahí, en medio de la naturaleza, presente. Me vienen pensamientos a la cabeza y la mayoría de ellos son soluciones a algunos de mis preocupaciones anteriores, mi vida parece más fácil.

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

 

Después del almuerzo ya se nota que la gente está nerviosa, susurros por un lado, miradas, estamos deseosos de hablar los unos con los otros. Conocernos por la palabra, porqué sólo nos conocemos por estar presentes en la misma experiencia.

Por fin, después de la meditación de la tarde se levanta el silencio y todos estamos deseosos de compartir la experiencia. Para mí no hablar durante 2 días ha sido fantástico y una fuente de paz increíble. Mi mente me dice: “Esto debería experimentarlo todo el mundo”

 

Último día de retiro

 

Por la mañana el profesor nos ha dado fiesta de la meditación de 1ª hora y nos hemos encontrado directamente al desayuno, ha sido todo un placer. Desde buena mañana se respiraba el aire de día especial.

 

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

 

Durante la mañana hacemos algunas prácticas, el profesor nos da consejos para cuando volvemos a nuestra vida a fuera y compartimos la experiencia entre todos. Algunos comentarios de los compañeros son:

“Me he dado cuenta de lo sencillo que es mediar, simplemente estar en el momento presente”

“Una experiencia inimaginable”

“Se ha creado un harmonía que no me esperaba”

“Es un antes y un después en mi vida”

“Me llevo calma y energía para afrontar los cambios que esperan en mi vida”

En este momento pienso en las preguntas que me planteé el mismo día que vine aquí y me dispongo a responderlas:

  • Veo claro y quiero continuar con los proyectos laborales iniciados, voy en buena dirección.
  • Quiero mantener este estado y me prometo a mí mismo 20 minutos de meditación cada día. No hay excusa, cuando me dé pereza recordaré lo que siento ahora.
  • Mis prioridades son mi familia, mi proyecto profesional y cuidarme a mí mismo. Teniendo estos 3 pilares puedo añadir todo lo quiera.

Me siento perdido en mi vida: Me voy de Retiro

 

Ahora me siento radiante, tranquilo y un poco como en una nube. Estoy sorprendido de cómo me siento con sólo haber pasado 4 días aquí. Mi ánimo y visión de mi vida ha cambiado por completo. No sé qué tienen los retiros que te llevan a este estado de felicidad.


¿Tendrá razón el profesor cuando dice que esto era volver a casa?

¿Te ha parecido interesante?
Retiros Recomendados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies
Acepto la Política de Cookies