Meditación Ho´oponopono

por EncuentratuRetiro  24-02-2021

Toda práctica de meditación comienza conectando con tu interior. Y con Ho'oponopono, las cosas no son distintas. Esta práctica con origen en Hawái, gira en torno al perdón y la conexión. "Ho'o" significa "hacer", "pono" significa "correcto" y la repetición de “pono”, significa hacer "doblemente correcto".

Una práctica saludable para sanar y soltar

Meditación Ho´oponopono

Ho'oponopono es una antigua práctica hawaiana para la curación emocional y para abrir el corazón a la conexión con nuestro Verdadero Ser

¿Puede una práctica de meditación curarte a ti mismo y hacer que sanes a otros? Sí, puede. Porque la sencilla razón es que no existe tal cosa como el "ahí fuera". Tu mente juega un papel muy poderoso.


Todo lo que ves, todo lo que escuchas, cada persona que conoces, lo experimentas en tu mente. Solo piensas que está “ahí fuera” y crees que eso te absolverá de la responsabilidad.


Pero en realidad, es todo lo contrario: eres responsable de todo lo que piensas y de todo lo que te llama la atención. Si ves las noticias, todo lo que escuches en las noticias es tu responsabilidad. Suena dura, lo sabemos, pero también significa que puedes despejarlo, limpiarlo y, mediante el perdón, cambiarlo.


¿Quieres practicar la meditación del perdón, como también se conoce a ho´oponopono? Sólo deberás seguir cuatro pasos sencillos: el arrepentimiento, el perdón, la gratitud y el amor, porque son fuerzas únicas que actúan y que tienen un poder asombroso.


La mejor parte de la meditación Ho'oponopono es que puedes hacerla tú mismo, no necesitas que nadie más esté allí, no necesitas que nadie te escuche. Puedes "decir" las palabras en tu cabeza. El poder está en el sentimiento y en la voluntad del Universo de perdonar y amar.


Guía para una meditarción ho´oponopono

Comienza sentándote cómodamente en tu cojín de meditación o zafu y cierra los ojos.

Tomando nota de tu respiración, comienza por visualizarte rodeado de una hermosa luz curativa, incluso podrías imaginarte el concepto de seguridad como un color. Cúbrete con este color.


Si no puedes visualizar un color, porque tu mente se distrae, simplemente lleva la atención a tu respiración. Observa cómo el aire entra y sale de tus pulmones.

Paso 1: Arrepentimiento - LO SIENTO

Recuerda lo que dijimos antes. Eres responsable de todo lo que está en tu mente, incluso si parece estar "ahí fuera". Una vez que te das cuenta de eso, es muy natural sentir pena.


Darse cuenta de esto puede ser doloroso, y probablemente te resistirás a aceptar la responsabilidad de los problemas del "ahí fuera" hasta que comiences a practicar este método de meditación ho´oponopono en tus problemas más obvios "aquí" y veas los resultados.


A continuación, recuerda a la persona o personas a las que te gustaría extender el perdón. Si quieres enfocar la meditación en tu persona, imagina mirando tu reflejo en un hermoso espejo. Empieza por decir en tu mente: "Lo siento". Repítelo tantas veces como quieras. Observa cómo se siente su cuerpo cuando lo “dices”.


También puedes elegir algo que ya sabes que te has causado. ¿Exceso de peso? ¿Adicto a la nicotina, el alcohol o alguna otra sustancia? ¿Tienes problemas de ira? ¿Problemas de salud? Empieza por ahí y di que lo sientes.

Este es todo el paso: LO SIENTO. Aunque creemos que es más poderoso si lo dices con más claridad: “Me doy cuenta de que soy responsable del (problema) en mi vida y siento de que algo en mi conciencia haya causado esto”.


Paso 2: Pide perdón - POR FAVOR, PERDÓNAME.

A continuación, agrega: "Por favor, perdóneme". Al igual que con la frase anterior, repítela tantas veces como quieras.

Tómate un momento para volver a sintonizar tu respiración y reorganizarte si es necesario.

Es hora de que te perdones. Dílo una y otra vez, recordando siempre el motivo de tu arrepentimiento del paso 1.


Paso 3: Gratitud – GRACIAS. Di "GRACIAS”.

Gracias a tu cuerpo por todo lo que hace por ti. Agradece por ser lo mejor que puedes ser. Gracias a Dios. Gracias al Universo. Gracias a lo que sea que te hayas perdonado. Sigue diciendo GRACIAS.


Paso 4: Amor - TE AMO.

Luego, en tu mente, di: "Te amo". Repítelo tantas veces como te resulte cómodo. Observa cómo responde tu cuerpo a esta frase.


Di “TE AMO”. Díselo a tu cuerpo, díselo a Dios. Di TE AMO al aire que respiras, a la casa que te cobija. Di TE AMO a tus desafíos. Dílo una y otra vez. Siéntelo, porque no hay nada tan poderoso como el amor.

Tómate unos minutos para sentarte en silencio mientras irradias perdón y gratitud antes de terminar tu meditación.


Eso es. Toda la práctica de la meditación ho´oponopono en pocas palabras. Simple y sorprendentemente efectiva. Repite estas palabras creyendo en la fuerza del mantra. Lo siento, perdóname, gracias y te amo. Después simplemente siente.



¡Namaste!

Descubre nuestros retiros de Meditación
¿Te ha parecido interesante?
Retiros Recomendados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies
Acepto la Política de Cookies