Y llegó el Sanpalka

por Test  04-04-2018

Sankalpa o resolución es la palabra clave que se le da a nuestro inconsciente durante una sesión de Nidra, para que funcione tiene que ser plantada en el momento preciso, por eso el instructor del Nidra está durante toda la sesión en un estado de Meditación, no es alguien que solo te habla y te guía.

La diferencia entre un propósito intelectual y nuestro Sankalpa

Y llegó el Sanpalka

A mí me resulta difícil dar más de tres Nidra al día por el desgaste que supone la conexión necesaria entre el practicante y uno mismo, por ello en mis formaciones hago mucho hincapié en la actitud, pues el Nidra es sensibilidad y conexión,  casi “da igual” lo que sepas, porque lo más importante es la presencia.


El Sankalpa se planta al principio de la práctica y al final, y durante la sesión se dice en momentos puntuales, como un riego, casi siempre detrás de cada ciclo estructural de los que se compone una sesión, pero muchas veces hay que ser creativo y conectarse con las necesidades del momento cuando tratamos a la persona de forma individual.


Es importante saber plantar esta semilla porque cuando la mente está clara el Sankalpa crece muy rápido, así que lo primero sería preparar la tierra y sacar los matojos que ocultan el camino.


Muchas personas piden y piden intelectualmente y desean y desean, pero rara vez se ven los resultados, pues al pedir desde la mente ese Sanklapa no llegó a ser plantado más allá, solo fue un deseo mental, para tener éxito el Sankalpa debe plantarse con una fuerte fuerza de voluntad y de sentimiento, y para esto hay que abandonarse y confiar, algo que no es tan fácil pues vivimos con desconfianza y en la mente. Esta es la simpleza y la grandiosidad del Nidra y donde pongo toda mi intención, en sentir.


Así será como la nueva semilla se manifestará a nivel mental y traerá cambios en nuestra vida, cuando esté plantada desde el Amor y la confianza.


Confiar y ser paciente, cosas difíciles en este mundo de resultados rápidos y prisas.


Sin duda una vida de café con leche, donde el Nidra tiene mucho que aportar porque de entrada te pide calma, confianza y sentir.


Aunque la resolución y la práctica pueden ser utilizadas con fines terapéuticos debería utilizarse también con fines más superiores, para alcanzar la autorrealización o el estado de Samadhi. Este es el camino del NIDRA YOGA


EL AJNA CHAKRANuestro aliado.


El Tantra dice que el Ajna Chakra está situado en la parte superior de la columna, en la línea con el entrecejo (bhrumadhya). La Meditación mediante este punto (shambhavi mudra) con las prácticas de visualización durante la sesiones de Nidra despiertan el tercer ojo. Se reconoce el Ajna Chakra como uno de los más vitales centros psíquicos en la estructura más sutil del cuerpo pránico. Es el integrador de las actividades mentales internas y externas con las que operamos simultáneamente.


Este despertar proporciona una mayor visión de tu propósito de vida, así la intuición se despierta gradualmente. Esta facultad que se nos despierta se denomina EL GURÚ INTERIOR. Gracias a esta visión que ganamos con el tiempo el yogui experimentado tiene una visión más amplia de los misterios de la vida, lo cual siempre te asegura otra respuesta y un mayor éxito.



TU CAMINO HACIA EL  ÉXITO


El Yoga Nidra se utiliza para manejar el estrés o no adelantarse a situaciones que podrían ser estresantes. Podemos utilizarlo para “vivir por adelantado” ensayando así cualquier situación estresante en la sesión. Esa es sin duda una de las mayores prácticas yóguicas.


Durante el Nidra  se pueden recrear situaciones que no deseamos o que deseamos solucionar, y así mediante las visualizaciones las trabajaremos de una manera o de otra. Podemos de este modo adelantarnos y crear la respuesta frente a un hecho que nos agobia. Así vivimos, proyectamos y creamos mediante la visualización otro tipo de lectura y de respuestas,  así obtenemos otros resultados y es cuando la vida se vuelve más un proceso de actuación consciente.


También se utilizan las sesiones para recrear situaciones que no nos atrevemos a ver o comportamientos que queremos cambiar. Es en definitiva un aprendizaje, lo importante en este camino es que el instructor de Nidra sepa hacia donde va. Todas las sesiones individuales son distintas y la estructura de la sesión de Nidra puede cambiar según si deseamos bucear más en un aspecto o en otro. Quizás la parte emocional necesita ser más sanada, o la física necesita más tiempo, quizás la imaginativa no nos deja avanzar, todo dependerá del paciente y de nuestra sensibilidad para hacer la sesión.


Es conveniente siempre pasar por las tres fases física, emocional, psíquica y no saltarse ninguna porque trabajaremos así todos los hemisferios del cerebro, el tiempo que le dediquemos a cada una de estas partes dependerá de lo que queramos llegar a conseguir en la sesión.


En mi experiencia como formador e instructor sé que esta es una práctica en la que lo que más se debe enseñar es a sentir, por eso mis formaciones son muy vivenciales y prácticas, porque descubrí hace ya tiempo que la parte intelectual en este caso se queda corta; Nidra es un sueño consciente y para estar en la misma energía hay que soñar un poco.



Si se sabe lo que se quiere conseguir en la vida, el Sankalpa puede ser el creador de tu propio destino.

Swami Satyananda.

¿Te ha parecido interesante?
Retiros Recomendados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies
Acepto la Política de Cookies