Yoga para embarazadas

por Inspyria  17-02-2021

¿Yoga para embarazadas? ¡Absolutamente! Si estás en la dulce espera, debes estar emocionada y feliz, pero al mismo tiempo, es imposible que no sientas algunos temores propios del estado.

Una práctica que puede transformar la dulce espera en algo mucho más placentero

Yoga para embarazadas

Es difícil describir lo que puedes estar sintiendo, como esas primeras pataditas de tu bebé en tu vientre, que es emocionante, pero al mismo tiempo, comienzas a sentir calambres y tu zona lumbar se ve resentida.


En un momento, resplandeces de entusiasmo, y al siguiente, te parece que tu físico no puede tolerar tantos cambios. Sin embargo, tenemos buenas noticias para ti: el yoga es una práctica absolutamente compatible con el embarazo, y muy beneficiosa, tanto para tu cuerpo y mente como para tu futuro bebé.


Tu cuerpo, mente y espíritu necesitan mayor cuidado y esa es precisamente la razón por la que el yoga puede ser una bendición para ti durante el embarazo.


Práctica de Yoga que te ayudará en tu embarazo 

Antes que nada, debemos recomendarte que cualquier práctica de yoga que realices durante el embarazo, debes realizarla bajo la supervisión de tu médico, y por supuesto, acompañado de un instructor de yoga.


De esta manera, te aseguras que tanto tu cuerpo como tu mente, aprovechen al máximo los beneficios holísticos para tu salud que puede brindarte la práctica del yoga durante tu embarazo. ¿Quieres conocer los beneficios?

1. Las asanas o posturas de yoga te ayudarán a mantener tu cuerpo flexible, porque alivian la tensión alrededor del cuello uterino al abrir la región pélvica. Y esto, te preparará para el momento del trabajo de parto y el parto mismo.

2. Los ejercicios de respiración o pranayamas te entrenarán para respirar profundamente y relajarte conscientemente, ayudándote a enfrentar de manera más relajada el momento del parto.

3. ¿Tienes náuseas matutinas? La práctica diaria de yoga ayuda a aliviar las náuseas matutinas, los calambres en las piernas, los tobillos hinchados y el estreñimiento.

4. Y por supuesto, las asanas de yoga ayudan a las mujeres embarazadas te ayudarán a recuperarte mucho más rápido después del parte, para que te sientas más plena para disfrutar plenamente de tu nueva maternidad.

Yoga para embarazadas

Asanas recomendadas para mujeres embarazadas

Marjariasana o postura del gato. Beneficios:

1. Estira el cuello y los hombros, aliviando la rigidez.

2. Mantiene la columna vertebral flexible. Esto es útil porque tu espalda tiene que soportar más peso a medida que avanza el embarazo.

3. Tonifica la región abdominal.

4. Mejora la circulación sanguínea, fortaleciendo los órganos reproductores.


Baddha Konasana o postura de la mariposa. Beneficios:

1. Mejora la flexibilidad en la región de la cadera y la ingle.

2. Estira los muslos y las rodillas, aliviando el dolor.

3. Alivia la fatiga.

4. Ayuda a facilitar el parto sin problemas cuando la practicas hasta el final del embarazo.


Viparita Karani o postura de las piernas arriba de la pared. Beneficios:

1. Alivia el dolor de espalda.

2. Mejora el flujo de sangre a la región pélvica.

3. Alivia los tobillos hinchados y las venas varicosas, un síntoma común del embarazo.


Nadi Shodhan Pranayama o técnica de respiración de fosas nasales alternadas. Beneficios:

1. Calma y relaja la mente.

2. Mantiene la temperatura corporal.

3. Mejora el suministro de oxígeno que ayuda al crecimiento del bebé.


Así como existen las posturas de yoga que son muy beneficiosas durante el embarazo, existen otras asanas que deberás evitar como: Naukasana o postura de la barca, Chakrasana o postura del arco hacia arriba, Ardha Matsyendrasana o media torsión sentada, Bhujangasana o postura de la cobra, Viparita Shalabhasana o postura de Superman y Halasana o postura del arado.


Qué precauciones debes tener en cuenta si deseas practicar yoga durante el embarazo

1. Durante las etapas avanzadas del embarazo., evita las asanas de yoga que ejercen presión sobre el abdomen.

2. Durante el primer trimestre del embarazo., haz posturas de yoga de pie. Esto ayudará a fortalecer las piernas y mejorará la circulación, incluso notarás cómo disminuyen los calambres en las piernas.

3. Durante el segundo y tercer trimestre, reduce el tiempo que pasas manteniendo cada una de las posturas. En su lugar, realiza ejercicios de respiración y meditación.

4. Evita las posturas invertidas.

5. Recuerda en todo momento que tu cuerpo es sabio, escúchalo y realiza las posturas sin un esfuerzo excesivo.


Conclusiones

El embarazo es una etapa ideal para desarrollar la paz mental y la alegría interior, porque debes mantenerte relajada, tanto por tu salud como para la salud de tu bebé.

Después de todo, la paz que experimentas en tu interior, también la siente tu bebé. No solo es esencial desarrollar fuerza y ​​resistencia para el momento del trabajo de parto, sino debes pensar un poco más allá. También es importante sentirte feliz y saludable mientras estás embarazada.

Una mayor sensación de bienestar y conexión entre la madre y el bebé, facilita la mejor experiencia posible del embarazo y el parto para ambos.

Pero recuerda que es primordial elegir una clase que enseñe posturas adecuadas para el tiempo de embarazo. Porque algunas posturas pueden ser adecuadas para aquellas que solo tienen un par de semanas o meses de embarazo, pero pueden resultar incómodas para aquellas embarazadas en su tercer trimestre.

Inspira…siente la vida creciendo en tu interior, conéctate con ella.

Expira…suelta todos los temores que puedas sentir acerca del embarazo.

Porque solo importas tú en este presente. Tú y esa vida que promete en tu interior.

¡Namaste!


Descubre nuestros retiros de Yoga
¿Te ha parecido interesante?
Retiros Recomendados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Política de cookies
Acepto la Política de Cookies